Comunicado: Ley Antiterrorista

 

COMUNICADO DE PRENSA

Frente a la reciente aprobación de la llamada “Ley Antiterrorista”, que modificó el Código Penal sobre prevención, investigación y sanción de actividades delictivas con finalidad terrorista, vale expresar desde nuestro espacio político algunas observaciones:

Que dicha Ley fue propuesta al parlamento argentino a instancias del GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional), quizás como un condicionante para la permanencia en el Grupo de los 20 (G-20). Una primera observación, nos indica que se trata de una decisión política al más alto nivel vinculada a los lineamientos de política exterior del Estado que evaluó como trascendente para los intereses de la Nación la participación en ese foro, donde Argentina y Brasil son los dos únicos países de la región participantes.

Que se trata de una ley eminentemente económica, que persigue delitos vinculados a la financiación de actividades terroristas, a la cual han puesto reparos organizaciones sociales y de derechos humanos, en tanto algunas imprecisiones en sus definiciones, que eventualmente podrían derivar en la criminalización de la protesta social. En este sentido rescatamos la incorporación al texto de la norma de un párrafo que excluye expresamente a los hechos que “tuvieren lugar en ocasión del ejercicio de derechos humanos y/o sociales o de cualquier otro derecho constitucional.” La objeción, en todo caso, estará por la interpretación que pudieran hacer algunos jueces que conforman la magistratura y que eventualmente la puedan aplicar en un sentido opuesto a su espíritu.

Que junto a esta Ley, destacamos la aprobación de otras normas, como la que limita la extranjerización de tierras, la sanción del Estatuto del Peón Rural o la declaración de utilidad pública de la producción de papel para diarios. Todas fundamentales en el camino por la profundización del Proyecto Nacional y Popular.

Córdoba, 6 de enero de 2012.

MIGUEL APONTES – URIEL QUINTEROS